Por qué

Por qué: Todo comienza con una pregunta

“La gente no compra lo que uno hace; compra por qué uno lo hace. Y si uno habla de sus creencias, atraerá a los que creen en lo mismo”. — Simon Sinek: Cómo los grandes líderes inspiran la acción

Querido lector,

Si estás buscando comprender por qué me he embarcado en una misión para escapar de este horrible país lleno de violencia, hambruna y otras infinitas y frustrantes humillaciones, deberías dejar de leer esta página inmediatamente. Me encantaría hablar sobre lo que creo y lo que me motiva a enseñar y a escribir cada día de mía, así como lo que me motivó a crear este sitio. Olvida eso, perdón. En realidad, me encantaría refugiarme en una biblioteca tranquila, donde sería capaz de resolver los problemas que me agobian, o simplemente tendría algo que leer mientras el mundo se desmorona a mi alrededor; pero es mi solemne deber registrar estos eventos para poder escapar de este infame lugar.

Comencé a escribir por placer. De joven pasaba un excesivo número de horas escribiendo historias ficticias y sumergiéndome en mundos imaginarios con mis amigos. Hasta que ocurrió un cataclismo que sacudió mi vida hasta sus cimientos. En se momento, fue como si mi vida se hubiera convertido en un anagrama. Pasaría los siguientes años escribiendo, intentando poner en orden todas las letras revueltas de mi vida y así encontrarle algún sentido. Escribir, así como enseñar, me permitieron compartir una historia y ofrecer ideas valiosas que me conectaron con otras personas. A medida que compartía mi proceso creativo junto con mis experiencias personales, creaba un diálogo sobre cómo aprender y trabajar en una forma más eficiente, cultivar hábitos saludables y por último, vivir con intencionalidad y propósito.

¿Por qué enseñas idiomas?

 

Primero, debería dejar de escribir respondiendo mis propias preguntas. No solo es molesto, irritante, tedioso, fastidioso y exasperante; además, es redundante. El hablar y enseñar otros idiomas me ha permitido interactuar todos los días con personas de distintos paises, culturas y sociedades; lo que me ha empoderado para expandir mi perspectiva y conocimiento del mundo. Al aprender otro idioma, creas una especie de Horcrux propio. Creas un fragmento distinto y separado de tu alma, con el que puedes comprender y sentir cómo otras personas piensan y se sienten.

“Si hablas a un hombre en un idioma que entiende, va a su mente. Si le hablas en su idioma, va a su corazón” — Nelson Mandela.

He invertido muchos años de mi vida en enseñar a niños, hombres y mujeres a pensar y actuar bajo la premisa de que aprender otro idioma es un camino a la empatía, a la comprensión y al amor. El amor nos une. El amor a otras personas, a otras culturas, al mundo. Enseño para preservar aquello que inspira amor y esperanza.

 

El por qué de un sitio web

 

Este lugar no es solo para mí, sino para otras personas también. Personas que creen que siempre hay algo por hacer: algo que investigar, algo que leer, algo que escribir, algo que aprender y algo que hacer para construir un santuario, una orden, no importa cuán pequeña. A estas personas les llamo, mi audiencia. Es por ellos, estoy feliz de decir, que he sido muy afortunado en realidad.

Este lugar es intrínsecamente una colección aleatoria de cosas que encuentro desde interesantes y educativas hasta molestas o absurdas y quiero compartir con ustedes. Los artículos que comparto en este sitio web son personales y no siempre perfectos. Encontrarán que muchas de las cosas que escribo tienen un tono particularmente hiperbólico y excéntrico, por no decir un poco sombrío.

Escribo aquí con la esperanza de fortalecer esa orden de lectores a través de interacciones y experiencias compartidas; de conexiones emocionales profundas. Escribo aquí con la esperanza de poder seguir siendo el talentoso escritor y maestro compasivo que soy, en un lugar donde pueda sentarme tranquilamente a trabajar en mi arte, en lugar este lugar de cólera y lágrimas donde yacen los horrores de la sombra.

Haré mi mejor esfuerzo por contener lo absurdo y lo oscuro.

Echa un vistazo a lo que he estado haciendo y espero que te diviertas.

G.